El cardenal Turkson llamó a la justicia y la fraternidad ante el asesinato de George Floyd

Vaticano, 4 de junio. 20 / 11:08 am (ACI).- El prefecto del Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral, el cardenal Peter Turkson, denunció la existencia del racismo en todo el mundo e instó a las personas a buscar justicia y fraternidad, y a perdonar a quienes les hicieron daño.

El miércoles 3 de junio, el cardenal de Ghana dijo a Vatican News que el racismo es un fenómeno social generalizado que ocurre no sólo en los Estados Unidos, sino en muchas otras partes del mundo.

«Para nosotros, como Iglesia, (racismo) va en contra de la base de nuestra concepción de la persona humana desde su Creación. Somos creados a imagen y semejanza de Dios, y cada persona está impregnada de una dignidad humana que es preciosa a los ojos de Dios», agregó.

El cardenal Turkson habló de la justicia como una «virtud positiva» y respondió a algunas preguntas sobre el racismo en el contexto actual de protestas en los Estados Unidos por la muerte de George Floyd bajo custodia policial.

En el video del arresto de Floyd el 25 de mayo, un oficial del Departamento de Policía de Minneapolis aparece arrodillado alrededor del cuello de Floyd durante varios minutos. En ese momento, se oye al afroamericano decir «no puedo respirar», poco antes de morir.

«La justicia es en realidad la reconstitución de las relaciones, el restablecimiento de los lazos. En una situación como esta, el grito que invoca la justicia es el grito contra lo que duele a la fraternidad», dijo.

El Purpurado indicó que cualquier situación que ataque radicalmente la dignidad humana «se convierte en una fuente de gran preocupación».

El cardenal Turkson señaló dos ejemplos de actos de injusticia contra Dios y el hombre que ocurrieron poco después de la creación.

«La primera fue la desobediencia a la palabra de Dios y la segunda fue la muerte de un hermano», dijo, refiriéndose al asesinato que Caín comete contra su hermano Abel. «El primer caso de violencia es la muerte de un hermano», agregó.

Además, el cardenal indicó que, frente al racismo, la Iglesia debe promover la dignidad de la persona humana.

«Es en este contexto que el presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, reflexionando sobre esta situación, afirma que los trastornos en las ciudades de los Estados Unidos reflejan la frustración justificada de millones de hermanos y hermanas que, aún hoy, sufren humillación, mortificación, desigualdad de oportunidades sólo por el color de su piel», dijo.

El cardenal Turkson también dijo que la Iglesia Católica apoya al hermano de Floyd en su llamado a una acción civil no violenta.

«Añadiría a la llamada a la no violencia el llamado al perdón. Creo que esta es la forma en que podemos ennoblecir la memoria de George Floyd», agregó.

El Purpurado también instó a obispos, sacerdotes y otros líderes católicos en los Estados Unidos a participar en la oración, especialmente en las ciudades que sufren violencia, y propuso la celebración de un evento de oración ecuménica.

«Como Iglesia Católica, esto es lo que podemos hacer: orar por George ahora. Sería bueno organizar un gran evento de oración para reunir a la gente. Esto les daría la oportunidad de expresar su ira reprimida, pero de una manera sana y religiosa que conduzca a la curación», concluyó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *